April is coming!

Si buscáis la definición de basura humana en Wikipedia, seguramente salga una foto mía. Oh, sí. Soy el ser más inconstante sobre la faz de la tierra y quizás debería contratar a un equipo de limpieza que quite las telarañas de este blog.
El caso es que estoy de vuelta. Estoy de vuelta porque mañana 1 de Abril empieza mi NaNoWriMo de la mano de Camp NaNoWriMo. Mi objetivo, como casi siempre, es llegar a las 50000 palabras en un mes. No me asusta demasiado porque no es algo que no haya hecho ya unas cuantas veces (tan sólo en Abril de 2015 me quedé corta). Pero siempre he escrito montones de cositas random, mini relatos acumulados en un mes, siempre logrando llegar a la meta que me impongo en cada Camp.
Este año, espero, va a ser distinto. 
Llevo tiempo cociendo una historia para una novela. Es un proyecto casi titánico de lo que espero, sea fantasía épica. Tengo que construir un mundo desde los cimientos. Mitología, historia, costumbres… A eso es a lo que dedicaré este NaNo.
Os voy a dejar una pequeña lista del material que utilizaré:
  • Set de bolígrafos de colores para clasificar información a mano.
  • Cuaderno con secciones para anotar cada cosa en su sección correspondiente.
  • Wikipedia (me explayaré más adelante en este dato).
  • Mi precioso portátil.
  • Spotify.
  • Chocolate. Toneladas de chocolate.

Mi sub-objetivo para este NaNo es, también, documentarlo en el blog. Seguramente fracasaré estrepitosamente, pero bueno… la intención es lo que cuenta.
(La mayor parte del tiempo).
Y con esto y un bizcocho, apretemos el culete, que vienen curvas.

Razonamientos

A veces me pregunto si eso a lo que llamamos inseguridad o miedo no será tan sólo el pecado de la pereza susurrándonos al oído: estás muy bien así; para qué molestarte.
No lo sé, pereza, no lo sé. Pero tal vez a lo que tú llamas estar bien yo lo llamo ahogarme viva.

Llevo bastante sin escribir en el blog. Diría que me he vuelto vaga, o que estoy en un momento de mi vida en el que todo se me hace méh. Porque hay demasiadas cosas que me cabrean y demasiadas cosas que me hacen sentir impotente como para poder prestarles atención a todas.

De todas formas, intentaré no volver a caer en la desidia, en el abandono. Porque un proyecto sólo es proyecto si se le ponen ganas. Si no, es sólo una intención que acaba en fracaso.

Cuando se muere un famoso lo sientes. A veces más, a veces menos; a veces ni siquiera sabes quién era pero lo ves en las noticias y te da penita. Por sus allegados (siguen siendo personas aunque a veces lo olvidemos), por sus fans.

No diré que soy una fan incondicional de Alan Rickman (sólo lo vi en Harry Potter y en El Perfume), ni me volveré ahora una hipócrita que finge adorar a Snape (porque no lo hago). Pero me he enterado hace nada de que su muerte y estoy aquí, mirando la pantalla de ordenador con los ojos llenos de lágrimas y… y duele.

Harry Potter es importante para mí. Más que ninguna otra saga de libros, más que ninguna otra serie de películas. Tal vez muchos no podáis entenderlo, tal vez otros sepáis exactamente de qué hablo. Ha sido una vía de escape, un refugio seguro de un mundo loco en incontables ocasiones. Decir adiós a Alan es decir adiós a un pedacito más de infancia, a una miguita de inocencia (de la poca que me queda).

Se ha ido a acompañar al primer Dumbledore, al tío Vernon, a Marcus Belby, a Fenrir Greyback. Descansa en paz, Alan.

Gracias por habernos dejado un pedacito de ti. Gracias por la magia.

#10

Llevo diez días actualizando esto. Vale que a veces sólo con quotes en fotos, pero al menos me he tomado la molestia de venir a diario a hacerlo. Menos es nada. Dicen los expertos que una vez haces algo durante 21 días se convierte en una rutina. Eso espero.
Me gustaría saber, no obstante, qué métodos hay para huir de otras rutinas que poco a poco se han ido asentando en mi día a día y no me permiten cambiar de hábitos.
Parece mentira que con casi veintiséis tacos todavía esté creciendo.
Supongo que es un proceso que no acabará jamás.
En eso consiste estar vivo.
Y ahora me voy con la música a otra parte.